LAS CARACTERÍSTICAS CLAVES DEL CORREDOR GANADOR (5ª)

Una pregunta casi universal en el mundo del deporte es la relativa a la inteligencia de los deportistas ¿Son inteligentes o su ejecución es solamente la manifestación de unas determinadas cualidades físicas suficientemente entrenadas? Existen la creencia de que la inteligencia es una cualidad que no está implicada en la realización de un deporte, basta con que el deportista “ande” y esto se consigue con unas condiciones físicas inmejorables y el adecuado entrenamiento.

Cuando se habla de inteligencia en el deporte es conveniente considerarla como un elemento importante en el rendimiento deportivo y fundamental para conseguir una ejecución de gran calidad. La inteligencia aquí debe ser reconsiderada ya que no se ajusta a eso que miden los test tradicionales que conocemos, me refiero a destacar su dimensión práctica, eso que se materializa en ESTRATEGIA.

Observamos lo que hace un corredor en diferentes momentos de la carrera, tratamos de imaginar que hará un instante después, estamos expectantes ante su próxima decisión, no sabemos si aprovechará la ocasión o esperará. Sabemos que el corredor está desplegando su propia estrategia.

La quinta clave para conseguir rendimiento deportivo de alto nivel consiste en la habilidad de desarrollar y ejecutar estrategias de prestación elevada. El corredor ganador es un maestro de la estrategia. Apenas ha conseguido una maestría de los principios físicos básicos, es libre para concentrarse sobre como ganar mediante un pensamiento estratégico. Los corredores ganadores afrontan la competición teniendo un plano en la mente: han estudiado los puntos débiles de los rivales y sus puntos fuertes, tienen una estimación realista de los propios puntos fuertes y débiles, han analizado las condiciones de realización de la carrera y saben adaptarse a las variaciones de las mismas.

Conocen sus propias capacidades, este conocimiento le permite escoger lo más adecuado en cada situación. Los ganadores han estudiado la mejor forma para ganar cuando se encuentran inmersos en la competición.

El corredor ganador es astuto y perseverante, independiente de sus propios sentimientos. No renunciará jamás a la espera de las circunstancias que pongan de manifiesto la inferioridad de sus rivales.

Tras la competición el corredor se concede el tiempo de revisar mentalmente la prueba y su estrategia, haciendo las correcciones en donde ha registrado errores.

Los ganadores son científicos de la estrategia, leyendo y absorbiendo todo cuanto pueden para conocer los indicadores físicos y estratégicos de la victoria. 

MANUELA RODRÍGUEZ MAROTE

Publicado el 14 de Noviembre de 1995 en Meta2Mil

www.mentalidadganadora.es c/Felipe V, nº2-3 dcha Madrid 28013 | info@mentalidadganadora.es

javascript:return false;