LAS CARACTERÍSTICAS CLAVES DEL CORREDOR GANADOR (12ª) 

La decimosegunda característica clave que posee un corredor ganador se genera y parte de él mismo. Es el motor del éxito, es aquello que les va a permitir rebasar sus propios límites hasta alcanzar la meta deseada que pasa por el sufrimiento y el dolor en el esfuerzo. Sólo así podrá llegar a dónde los otros no llegan. Y es en ése dolor en dónde logra el conocimiento de sí mismo, de sus reservas de energía que son necesarias para “vaciarse” en el esfuerzo final. Esta capacidad se denomina autosuperación. Son muchos los corredores que cuando finalizan la etapa tienen la sensación de que están “enteros” y es entonces, cuando descubren que todavía podían haberse esforzado más, no obtienen satisfacción en su propia ejecución y saben que podrían haber llegado más allá de no haberse encontrado con el freno que son ellos mismos. Es en los propios límites, en donde encuentran los ganadores la energía necesaria para alcanzar la meta final.

La autosuperación consiste por tanto, en un salto cualitativo, es rebasar las barreras psicológicas y físicas a las que se sujeta la acción.

Para que la acción conduzca al objetivo final son necesarias la determinación y la tenacidad además de la entrega, cualidades indispensables para el mantenimiento del esfuerzo.

Para hacer de un corredor un ganador, es preciso mejorar su resistencia, tanto física como mental, y para ello debemos enfrentarle a todos los obstáculos con los que se va a encontrar, siendo el primero de ellos él mismo. Si consigue ver sus límites no como una barrera insalvable, sino como una fuente de energía que le empuja hacia delante, habrá alcanzado la clave del éxito sobre sí mismo y solamente podrá avanzar en una dirección que es la consecución de sus metas.

La victoria se basa en la derrota, para conseguir ganar hay que perder, la pregunta es ésta ¿qué es lo que hay que perder? Bien sencillo, todo aquello que impide ganar, las actitudes derrotistas antes de la competición, pensamientos negativos que bloqueen una ejecución elevada, estímulos que provocan fugas de atención y pérdida de concentración, además de todos aquellos factores que impiden una adecuada motivación y autoconfianza.

A lo largo de doce artículos he expuesto las claves de la mentalidad ganadora, características que además de poseer hay que desarrollar y que están impresas de manera muy viva en la psicología de los vencedores. No quisiera finalizar este ciclo sin mencionar la importancia que tienen los entrenadores en todo este proceso. Un corredor ganador se gesta desde el momento en el que un niño comienza a conocer los deportes y a descubrir las primeras sensaciones que se experimentan en cada uno de ellos. Si a partir de este instante se le colocan frenos le estaremos iniciando en el aprendizaje de las barreras y de los límites, que por inercia se pondrá más tarde él mismo. El ganador rechaza frenarse, sólo aceptará el freno que le impongan los otros ganadores.

MANUELA RODRÍGUEZ MAROTE

Publicado el 20 de Febrero de 1996 en Meta2Mil

www.planysport.es | info@planysport.es

javascript:return false;